MIEDO A EQUIVOCARNOS...ENTRE OTROS

El coach Enrique Aguilar plantea en este post https://www.la-escuela.net/2018/04/23/el-miedo-a-equivocarse/#commentForm9044306186    
una cuestión muy interesante, aunque solamente la deja esbozada. 

El miedo a equivocarnos que paraliza nuestra acción es especialmente colectivo en nuestro país. Recientemente lo he estado pensando y me decía muchas veces a mí misma: “somos un país de cobardes”. Sinceramente lo creo así. A propósito de nuestros miedos, también creo hay dos cuestiones relevantes: el propio sentimiento de miedo a equivocarnos al tomar una decisión errónea y el miedo a salir de nuestra zona de confort, a enfrentarnos a lo desconocido. En España, por ejemplo,  siempre nos ha llamado la atención cómo viajaban, desprecupados y atrevidos, los “guiris“, los extranjeros. Creo que en otras culturas, la anglosajona en concreto es una, este miedo no se interioriza tanto como en la nuestra. También se relaciona con nuesto miedo al ridículo en situaciones sociales, con que en la educación existe muy poco entrenamiento en oratoria, en teatro, en hablar y actuar en público desde edades tempranas... Pero hay un miedo muy nuestro, muy español, que viene de la dictadura. Mientras los países europeos que habían participado en la segunda guerra mundial tomaban duras decisiones para salir de una postguerra cruel y traumatizante, nosotros como país nos habíamos marcado una "victoria" con nosotros mismos y estábamos encerrados en el miedo de la dictadura. De hecho, fuimos el único país que tuvo ese régimen en nuestro entorno cercano tras 1945,a excepción de Portugal y Grecia. Ese poso de miedo y silencio que durante 40 años acompañó a nuestra gente, ha calado en el inconsciente colectivo y ha dado lugar a una cultura del miedo. Miedo al qué dirán, miedo a emprender nuevos negocios, miedo a hablar de lo que nos preocupa, miedo a lo desconocido...y, claro, también el miedo a equivocarnos. Tendremos que trabajar duro para vencer nuestros miedos, tan españoles. De momento, ya hemos roto unas cuantas cadenas desde la "falsa transición" que fue el exponente político de ese miedo colectivo al cambio, marcado por las secuelas de la mala experiencia del cambio anterior y el fracaso de las repúblicas. Seguimos avanzando. Salir de nuestra zona de confort tiene sus riesgos, pero merece la pena. ATRÉVETE A EQUIVOCARTE. Es mejor hacerlo y que salga mal, que guardar kilos de cobardía en tu interior. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

15 RAZONES POR LAS QUE SOPORTÉ MI RELACIÓN CON UN INDESEABLE

MUJERES IMPORTANTES 3